Luego que el zapato está montado en la horma se procede a pegar la suela, por eso debemos
quitar todos los sobrantes de piel, es importante realizar una revisión a fin de localizar estos fallos
y subsanarlos bien, rebajando con una cuchilla o lijando a fin de que ningún defecto pueda afectar
a la comodidad de nuestros zapatos.

+57 315 5312555

Soraya Sarmiento Triviño

Gerente comercial